Qué es la Inmobiliaria Bancaria y cómo funcionan los pisos de bancos en venta

Hipotecas -

Los bancos pueden tener muchos tipos de activos inmobiliarios en sus balances. como por ejemplo, suelo residencial, suelo industrial, garajes, naves, terrenos urbajos, terrenos rústicos, sin olvidarnos de la cantidad de pisos de bancos en venta. Es posible encontrar buenas oportunidades de compra a través de la Inmobiliaria Bancaria.

Qué es la Inmobiliaria bancaria

Se trata entidades especializadas en la compraventa de inmuebles pertenecientes a entidades bancaria y también a fondos de inversión. Normalmente estas entidades pertenecen al mismo grupo accionarial del propio banco.

Existe un portal en Internet llamado Inmobiliaria Bancaria dedicado a la gestión de este tipo de activos bancarios. Con el objetivo de prestar todos los servicios de intermediación entre el cliente y las propias entidades inmobiliarias pertenecientes al grupo empresarial de cada banco.

Así pues se encargan de la gestión de los inmuebles de los bancos. Recordemos que los bancos tienen un alto stock de propiedades inmobiliarias como consecuencia de embargos o simplemente adquisiciones. Actualmente, es tanto el stock que tienen y tan bajo el precio de mercado que pesan en sus balances. Por este motivo es una buena oportunidad de compra.

Estas entidades cuentan con un equipo de profesionales en el sector. Se trata de agentes, vendedores, gestores administrativos, gestores de hipotecas, etc.. El objetivo es gestionar los activos inmobiliarios que tiene la entidad bancaria y ofrecer todos los servicios necesarios para la compra de una vivienda. Eso sí, en este caso se trata de una vivienda propiedad del banco.

Cómo funcionan los pisos de los bancos en venta

Las Inmobiliarias Banciarias (incluyendo el citado portal que adquiere este nombre) son simplemente empresas dedicadas a la compraventa y gestión de todos los servicios adicionales. Tan sólo poniéndose en contacto con ellas, bien sea a través del banco, a través de Internet o por las vías tradicionales, podemos iniciar una serie de visitas a los pisos que tienen en venta.

'

Un comercial se encargará de atendernos y de guiarnos por las visitas. Es común, en caso de compra de un piso bancario, el formalizar la correspondiente hipoteca con el banco propietario. Aunque no es una obligación legal, suelen ofrecer buenas condiciones hipotecarias.

Los gastos varían si se trata de una compra directamente a un promotor de una vivienda o se trata de un piso de segunda mano, comprado a un particular o al propio banco (en este último caso los pisos suelen tener mejor precio de compra).

Los impuestos a pagar son los mismos que cualquier compra de un inmueble. En viviendas de nueva construcción, si es de primera transmisión se paga el IVA (4%). Si se trata de una vivienda de segunda mano, se paga el impuesto de transmisiones patrimoniales (7%). Además, una hipoteca tiene el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (1%).

Los gastos de notaría, registro y gestoría hasta hace muy poco los pagaba el comprador, no obstante existen sentencias que condenan a los bancos a devolver todo o parte de estos gastos a aquellos que formalizaron una hipoteca. Existen gastos hipotecarios que no corresponden al prestatario y por consiguiente no los debemos abonar (como se venía haciendo).

El único seguro obligatorio a la hora de suscribir una hipoteca, según la Ley Hipotecaria española, es el seguro de incendios de la vivienda. Hay que tener en cuenta este gasto.

Lo demás ya se trata de una cuestión de negociación de las comisiones y las condiciones con el banco firmante, que recordemos será el que normalmente nos venda el piso a través de una Inmobiliaria Bancaria.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

También te puede interesar:

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Los comentarios están cerrados.