¿En qué Depósito Invertir?

Preguntas -

La nueva guerra del pasivo da comienzo al igual que ocurría cuando la falta de liquidez complicaba al sector financiero español a comienzos de 2010. En ambas ocasiones, las entidades comenzaron a elevar violentamente la rentabilidad de sus depósitos con el único fin de atraer y retener el dinero de sus clientes.

Marzo 2010, fue el momento en que Banco Santander rompió el silencio con un depósito al 4% TAE a 12 meses. Poco tiempo tardaron en responder sus competidoras y algunas cifras llegaron hasta el 5%. Ahora bien, la batalla nunca ha terminado, y un año después se muestran nuevamente altísimos tipos de interés en consecuencia del temor a que los clientes quieran retirar sus fondos.

Así se origina la nueva guerra del pasivo, que de seguro será el tema principal tras la capitalización de las cajas en este 2011. Santander, nuevamente marca tendencia con un depósito estructurado en el que el 90% del capital se remunera al 4,5% TAE a los 12 meses. El 10% restante se abona a los 36 meses en función de la cotización bursátil de Inditex, Telefónica y BBVA.

Para ingresar al mismo deberá invertir como mínimo 50.000 euro. Esta jugada se da un año después de Ganador, un depósito a 12 meses remunerado al 4%, y con la cual buscará retener a quienes lo contrataron desde 25.000 euros, los cuales tendrán ofertas personalizadas.

Aunque parezca ser que Santander ha encendido el combate, esto no es tan así dado que otras entidades ya habían superado los precios de mercado. Por ejemplo, La Caixa lanzó un depósito a 12 meses al 4%, Caja Inmaculada (CAI), integrada en Caja 3, también se sumó a la moda de los depósitos estructurados. Un 70% del montante depositado, desde los 6.000 euros, se recupera a los 12 meses con un rendimiento del 4,75%. El resto queda en un fondo a 36 meses ligado a la evolución bursátil de Telefónica, BBVA y Repsol.

Asimismo, Sabadell no perdió el tiempo y lanzaró el depósito Doble Opción, en el que se podría optar por obtener un 6% a seis meses, o al 5% a 12 meses sobre la mitad del dinero, dejando el resto 33 meses ligado a la revalorización de Telefónica.

¿A que se debe este regreso de los depósitos estructurados? Pues bien, no es nada nuevo aunque así parezca, dado que el comportamiento bueno y estable del Ibex donde se ve que ha ganado un 8,8% en lo que va de año, frente al 17% que perdió en 2010, da buenas ideas al ahorro en parte inculcado a la bolsa.

Por ejemplo, la última en apostar por este modelo ha sido Novacaixagalicia, que paga un 4,5% a 12 meses sobre el 70% del capital, y hasta un 21% sobre el 30% restante a los tres años, en función de determinadas subidas en Bolsa de Inditex, Telefónica y Repsol.

Un punto a tener en cuenta siempre es el periodo de tiempo durante el que se cede el dinero. En el caso de Banesto uno puede lograr en 12 meses un bajo 2,5%, pero si espera 4 años, la rentabilidad se dispara. A los dos años obtiene un 6% de rentabilidad. Los otros 2 años se invierten en valores del Ibex, Iberdrola, Telefónica, Repsol y BBVA. Si el conjunto no marca subidas en esos 24 meses, el 60% que resta del capital recibe una remuneración del 2%. Si los títulos de las cuatro compañías se mantienen planos, el tipo de interés que se cobra es del 15%. Si la subida del grupo es mayor al 10%, la rentabilidad se dispara hasta el 30%. Un producto muy interesante, pero hay que esperar 4 años…

A continuación les dejamos algunos puntos a constatar antes de contratar, y luego, un cuadro comparativo con las ofertas actuales en el mercado del pasivo financiero:

  • Comparar ofertas
  • Aprovechar la lucha del sector
  • Tener en cuenta el tipo y el plazo
  • Siempre leer y releer la letra pequeña

[table id=4 /]

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes