Cómo declarar las ayudas de alquiler en la Declaración de la Renta

Fiscalidad, IRPF -

¿Recibes alguna ayuda de alquiler y quieres saber si tienes que declararla? En este artículo de Opcionis te explicamos cómo declarar las ayudas de alquiler en la Declaración de la Renta y en qué casos tienes que declarar estos ingresos.

declarar las ayudas de alquiler renta

Declarar las ayudas de alquiler: lo que dice Hacienda

La Agencia Tributaria especifica claramente que, como norma general, todas las subvenciones o ayudas recibidas por personas que no realizan actividades económicas, tienen la consideración de ganancias patrimoniales. Por ese motivo, todas estas ayuda y subvenciones que están sujetas y no exentas en el Impuesto sobre la Renta, salvo que la Ley expresamente lo indique. En el caso de las personas que realizan actividades económicas, estas ayudas o subvencion pueden tener la consideración de rendimiento de la actividad o de ganancia patrimonial, según sea el destino de dicha subvención o ayuda.

Entre las subvenciones o ayudas más frecuentes,están las destinadas a la adquisición de viviendas, pero también las ayudas del Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente (Plan PIVE), las ayudas para compensar gastos escolares, las ayudas para compensar determinados gastos relacionados con la protección de la salud o las ayudas recibidas  para realizar determinadas mejoras en las viviendas (eficiencia energética, accesibilidad, etc.)

Cada una de estas subvenciones o ayudas puede tener un tratamiento diferente en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, por lo que para comprobar si deben o no declararse, conviene, en primer lugar, consultar el acuerdo de concesión de la ayuda, que, si está exenta, recogerá esta circunstancia.

declarar las ayudas de alquiler

Declarar las ayudas de alquiler: cómo tributa la ayuda de vivienda

El Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 contempla, entre otras medidas, ayudas directas para el alquiler. Dicho plan incluye de hasta el 50% del alquiler mensual ( hasta el 40% para personas entre 35 y 65 años). No obstante, se plantean cierto límites. La ayuda máxima que se contempla es de 450 euros al mes, pero esto son en casos muy justificados. La mayoría de ayudas serán de 300 euros al mes. Los mayores de 35 años también pueden acceder a las ayudas para el alquiler, y percibir hasta un 50%, aunque también con unos límites.

Ahora bien, ¿cómo se consideran los ingresos por ayuda al alquiler? En general, las ayudas y subvenciones pueden ser de dos tipos: rentas del trabajo o ganancias patrimoniales.  En el caso de las ayudas al alquiler, las ayudas se consideran ganancias patrimoniales, y como tales deben ser declaradas en la declaración de la renta.

Además, recuerda que al hacer la renta recuerda que puedes desgravar en el IRPF el alquiler que pagas

Requisitos para acceder a la ayuda de alquiler para  jóvenes

Lo principal que hay que tener en cuenta es que la edad máxima general para poder recibir la ayuda al alquiler para jóvenes es tener 35 años. No obstante, también podrán beneficiarse de ayudas la alquiler los mayores de 65 años (lo veremos más adelante.)

Concretamente, los requisitos para acceder a la ayuda de alquiler para  jóvenes son los siguientes:

  • Los ingresos de la unidad familiar deben ser inferiores a 3 veces el IPREM, es decir, 22.558,77 euros al mes, teniendo en cuenta los ingresos brutos anuales de la declaración de la renta.
  • En el caso de las familias numerosas y de personas con discapacidad el límite de ingresos asciende a 4 veces el IPREM y para los casos de discapacidad, hasta 5 veces el IPREM.
  • El precio del alquiler no podrá superar los 600 euros mensuales como norma general. No obstante, casos concretos y justificados puede llegar a los 900 euros mensuales.
  • La vivienda debe ser la residencia habitual y permanente durante la duración de la ayuda.

Requisitos para acceder a la ayuda de alquiler para personas entre 35 y 65 años y para mayores de 65

Las personas entre 35 y 35 años tendrán que cumplir los mismos requisitos que los menores de 35 años.

Para las personas de  más de 65 años, las condiciones incluyen no poseer un patrimonio superior a los 100.000 euros.

También te interesará leer:

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Los comentarios están cerrados.