10 trucos para ahorrar en comida

El objetivo de este artículo es ahorrar en comida para contribuir de esta manera al ahorro total de una persona o una familia, pero no por ello se plantea comer peor. Es decir, debemos ser capaces de ahorrar en comida manteniendo hábitos alimentarios saludables. Ambos objetivos son perfectamente compatibles y hoy en Opcionis os los mostramos. Vamos a ver 10 trucos para ahorrar en comida.

10 Trucos para ahorrar en comida

(Sin renunciar a hábitos alimentarios saludables)

Medir bien a la hora de cocinar

En este aspecto un buen peso de cocina para aprovechar bien los ingredientes y dejar de medir a ojo puede ser una muy buena solución. De esta forma comeremos lo mismo pero con la justa medida de los ingredientes necesarios. El ahorro a final de mes se hará notar.

Planificar bien las comidas

Es más que posible aprovechar las cosas que tenemos en la nevera sin dejar que se echen a perder, pero para ello necesitamos un componente de planificación familiar. Un plan semanal es más que suficiente, en principio para hacer la compra (ahorrando ya de por sí), por otra parte aprovecharemos mejor lo comprado.

Ojo con la fecha de caducidad

Es necesario antes de comprar un producto revisar bien cuando caduca. De esta forma y con la planificación adecuada nos evitaremos que caduque en la despensa o nevera.

Haz una lista de la compra

Para esto, previamente debemos tener la mencionada planificación. Si tenemos claro lo que vamos a comprar y en las cantidades que necesitamos y tenemos un control de las promociones y ofertas en productos. Se notará bastante en nuestro bolsillo a final de mes.

Organización y limpieza de la nevera y despensa

Hacer la compra es cómo cuando una empresa adquiere materias primas para su producción. Una empresa tiene un plan de compras y aprovisionamiento. Además de un plan logístico. Se trata en este caso de logística familiar y al igual que los almacenes de materia prima empresarial están en perfecto orden y con criterios de entrada y salida (lo primero que entra es lo primero que debe salir), nuestros almacenes (nevera y despensa) deben estar bien organizados, tener unas existencias adecuadas y un orden de entrada y salida de alimentos. Evitaremos que algo se quede “secular seculorum” en la despensa.

Calcular bien las raciones a servir

Lo que se queda en el plato es irrecuperable. Esto lo informa la Asociación de Consumidores. El objetivo es que no quede nada. Por lo tanto, servir raciones más justas y en caso de querer repetir... Pues se repite.

Utilizar botes herméticos

Los ajos por ejemplo se conservan bien pelados y en un recipiente con estas características.

Utilizar papel de periódico para proteger

Esto funciona bastante bien con la lechuga que está en la nevera. También es aplicable a otros alimentos que necesiten cierta humedad.

Utilizar film transparente

Evitaremos que en la nevera los alimentos creen moho y hongos (sobre todo el queso).

Proteger la sal de la humedad

Puedes poner unos granitos de arroz en el salero para que absorba la humedad y no estar comprando sal cada dos por tres.

También te puede interesar: