20 trucos para ahorrar agua

Ahorro -

Estamos en una época en que se han alcanzado unos niveles críticos en la capacidad de los embalses españoles, esto es un hecho. El cambio climático y otros problemas medioambientales hace que sea muy necesario ahorrar agua. No tan sólo por el precio y por lo que esto puede suponer para una persona o una familia a final de mes. Debemos pensar en el agua como un bien escaso y necesario y es una responsabilidad social tomar ciertas medidas. Por ello hoy en Opcionis os damos unos 20 trucos para ahorrar agua.

Trucos para ahorrar agua

Ahorrar agua al lavar los platos

Es posible ahorrar agua si no dejamos el grifo abierto mientras enjabonamos los platos. De este modo tan sólo tendremos el agua corriendo para aclararlos. Lo mismo es aplicable para afeitarnos y cepillarnos los dientes.

Plantar las macetas en primavera y otoño

Las plantas alegran nuestro hogar, es cierto. Pero también necesitan una cantidad de agua. Sobre todo cuando están recién plantadas. Por ello es posible ahorrar agua si las plantamos durante la primavera y el otoño. Las necesidades que tienen las plantas en estas estaciones son menores.

Comprobar la ducha

Es posible que la alcachofa de la ducha tenga un flujo de agua superior al necesario. Si ponemos un cubo de unos 4 litros de agua y se llena en menos de unos 20 segundos será necesario cambiarlo. Con un flujo de agua más bajo también podemos satisfacer nuestras necesidades de aseo.

Al comprar un nuevo electrodoméstico

Comprueba las necesidades de agua de los electrodomésticos, sobre todo cuando vas a comprar uno nuevo. Si nos vemos en la necesidad de renovar un electrodoméstico. Es posible que el coste lo amorticemos con el ahorro de agua que nos supondrá con el paso del tiempo. Por este motivo también es importante fijarse en el consumo y preguntar cualquier duda.

Controlar el consumo

Debemos controlar el contador y ver su evolución. De esta forma detectaremos fugas a tiempo y estaremos en disposición de saber además si vamos consiguiendo nuestros objetivos.

'

Reducir el tiempo de ducha

Volviendo a la ducha, no tan sólo se trata de comprobar la alcachofa. También si estamos menos tiempo debajo de la misma se satisfarán con éxito nuestras necesidades de aseo a la misma vez que se ahorrará agua.

Utilizar sólo un vaso para beber agua al día

Si no enviamos directamente al fregaplatos los vasos cada vez que bebemos agua y aguantamos el mismo vaso a lo lardo de todo el día (o toda la mañana) podemos perfectamente ahorrar agua.

Comprobar grifos, tuberías y cisternas

Después del uso de la cisterna es posible que se quede enganchada y siga despidiendo agua. Hay que velar por el buen funcionamiento de todos los elementos de grifería y fontanería. Un grifo en mal estado puede perder agua aunque sea gota a gota. Mantener grifos y cisterna en perfectas condiciones es un requisito indispensable.

Cocinar con menor cantidad de agua

Los alimentos conservan mejor sus nutrientes si a la hora de cocinarlos empleamos menos agua. De este modo conseguimos dos objetivos a la vez: Una comida más nutritiva y un ahorro de agua.

Reutiliza el agua

Si por ejemplo tienes mascotas, cuando les cambies el agua puedes reutilizarla para regar las plantas.

Cerrar los grifos en el afeitado y lavado de dientes

Puede evitarse el agua que cae durante esos tiempos muertos que mantenemos el grifo abierto mientras no es estrictamente necesario.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Cambia el baño por una ducha

Una ducha puede consumir un 50% menos de agua que llenar la bañera.

Instalar un difusor en la alcachofa de la ducha

Este aparato reduce el caudal de agua que sale y el ahorro de agua puede ser del orden de entre un 18% y un 47% de media.

No tirar papel higiénico al inodoro

El inodoro no es una papelera, si evitamos tirar papel u otros productos de higiene, se ahorrará agua al no tener que utilizar la cisterna del mismo.

Utilizar el lavavajillas sólo cuando esté lleno

El consumo del lavavajillas es el mismo tenga la cantidad de utensilios que tenga en su interior. Utilizarlo cuando esté lleno es una forma de evitar tener que gastar esa cantidad de agua dos veces.

Regular la cisterna del inodoro

Es posible ahorrar entre 2 y 4 litros de agua cada vez que se utiliza la cisterna del inodoro si se regula hasta el máximo. Un truco muy bueno es llenar una botella de agua y ponerla dentro de la cisterna; de este modo se reduce la cantidad de agua depositada en el mismo.

Poner ollas y sartenes en remojo

De esta manera se evita perder tiempo intentando limpiarlas, debido a que su fregado se hace más fácil y rápido.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Llena un cubo con el agua que cae antes de que se caliente

Es un truco para ahorrar agua de los más clásicos y sencillos, tan sólo se trata de, en lugar de dejar caer el agua mientras esperamos que se caliente para ducharnos, poder reutilizar esa misma agua para otros fines.

Tapar la piscina si no se va a utilizar

Tapando la piscina se evita que el agua se ensucie o se evapore. No se tiene necesidad de volver a llenarla con tanta frecuencia.

Comprobar las fugas en la piscina

Para ello se debe prestar atención al nivel de la piscina y, si se detecta alguna fuga, sellarla bien. Siempre se debe comprobar el nivel después del sellado para asegurarnos que se ha tapado correctamente.

También te puede interesar:

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Los comentarios están cerrados.