¿Qué es la paga extra de navidad?

Noticias -

La paga extra de Navidad, está destinada para los funcionarios Españoles, con el fin de retribuirlos con una paga extra para celebrar Navidad.

Puntualmente los funcionarios dejarían de cobrar la extra de Navidad en diciembre y la intención es compensar esa pérdida con aportaciones a los planes de pensiones a partir de 2015.

Con todas estas medidas, el Gobierno prevé que el ajuste de la economía tendrá un impacto de 56.440 millones hasta 2014.

Cabe destacar que la publicación de la normativa que lo establece en el BOE contradice dichas palabras. Esto se debe a que las cantidades derivadas de estas pagas suspendidas se destinarán en ejercicios futuros a realizar aportaciones a planes de pensiones o contratos de seguro colectivo que incluyan la cobertura de la contingencia de jubilación, pero en ningún momento se cita 2015 como fecha límite para la ejecución de esta medida.

El BOE recoge la posibilidad de que, si hay un acuerdo en negociación colectiva, la reducción se pueda ejecutar de forma prorrateada entre las nóminas pendientes de percibir en el presente ejercicio. El Gobierno abre así la posibilidad a que el recorte, en lugar de hacerse de golpe en una única paga extra, se haga de forma progresiva en las nóminas del resto del año.

Aplicación de la eliminación de la Paga Extra de Navidad:

La eliminación de la paga extra de Navidad se aplicará a todo el personal que trabaja para la administración, ya sean altos cargos, funcionarios, o personal laboral.

Esta reducción de los ingresos también será de aplicación al personal de las fundaciones del sector público y de los consorcios participados mayoritariamente por las administraciones que integran el sector público.

Así, los trabajadores de instituciones como el Banco de España y el personal directivo y resto de personal de las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social y de sus entidades y centros mancomunados también sufrirán el impacto de esta decisión.

Hasta ahora, la mayoría de empleados públicos, cobraban la totalidad de su nómina cuando estaban de baja independientemente del tiempo. A partir de ahora, para ahorrar y para combatir el absentismo, el Gobierno establece que entre el primer día de baja y el tercero, se podrá reconocer un complemento retributivo hasta alcanzar como máximo el 50% por ciento de las retribuciones.

Entre el cuarto día y el 20, el salario, incluido el complemento, no podrá superar el 75% de las retribuciones. A partir del día 21 y hasta el 90, se podrá satisfacer la totalidad de las retribuciones básicas.

El Gobierno además ha decidido reducir los días de libre disposición y los de antigüedad. Hasta ahora, los funcionarios tenían seis días libres al año. Además, conforme antigüedad, el número de días libres crecía y tenía derecho a más días de vacaciones (hasta cuatro en este último caso). Una vez se publique el real decreto, estos últimos desaparecerán —tanto los días libres como los de vacaciones— y los libres de disposición se reducirán a tres.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Los comentarios están cerrados.