Preaviso de despido: duración y consecuencias de no cumplirlo

Noticias -

El preaviso de despido es una obligación legal de todo empleador cuando rescinda unilateralmente la relación laboral con un trabajador. En este artículo veremos con detalle de qué se trata, cuál es la duración que debe tener el preaviso y cómo puede actuar el trabajador en caso de que el empleador no lo cumpla.

Qué es el preaviso de despido

Existe una obligación legal de informar debidamente al trabajador cuando la empresa tiene intención de despedirlo. Esta información debe ser por escrito debido a que debe quedar constancia por tratarse el despido de un proceso formal.

El despido en sí mismo es legalmente una decisión unilateral del empleador de rescindir un contrato laboral, esta rescisión debe responder a ciertas garantías para el trabajador. Por lo tanto, cuando se tiene intención de despedir a una persona, atendiendo a los derechos laborales que le asisten, debe informárselo por escrito y con una antelación suficiente a efectos legales. 

Este hecho es el que está considerado como el preaviso de despido. En algunos supuestos no existe tal obligación. Pero como norma general se suele aplicar.

Cuantos días de duración debe dar el empleador de preaviso de despido

Atendiendo al Estatuto de los Trabajadores, la rescisión unilateral por parte del empleador (es decir, el despido en sí mismo) debe ser informado por escrito con un plazo de antelación de 15 días como mínimo.

Según la legislación vigente, en los contratos temporales y formativos, cuando la duración del contrato sea mayor de un año, el trabajador debe ser debidamente informado con un mínimo de 15 días de antelación.

Los contratos temporales deben tener esto muy presente, debido a que si no se cumplen los plazos pueden entenderse prorrogados porque ninguna de las dos partes ha indicado expresamente el deseo de poner fin a la relación laboral. En tal caso la legislación laboral establece la prórroga automática y tácita del contrato.

Si la duración del contrato temporal excede de la máxima estipulada se considerará como indefinido, también de forma tácita y automática si ninguna de las dos partes manifiesta expresamente lo contrario.

En caso de que el empleador no considere oportuno tener al empleado esos 15 días, puede decirle que no asista a su puesto de trabajo. Pero ese plazo de tiempo legal de preaviso debe ser abonado como parte de su salario, puesto que a todos los efectos el trabajador sigue contratado.

Cuáles son las consecuencias de no cumplir con el preaviso de despido

En principio la empresa deberá abonar junto al finiquito que le corresponda al trabajador este tiempo en caso de que no lo comunique con la suficiente antelación, tal y como se ha explicado en el párrafo anterior.

Si esta cantidad no fuese satisfecha por parte de la empresa empleadora, el trabajador estará en su derecho de exigir una reclamación de cantidad. Para ello, el trabajador no necesita la asistencia de un abogado ni procurador. Tan sólo tiene que presentar una papeleta de conciliación en el juzgado de lo social correspondiente. Para ello cuenta con el plazo estipulado de un año a contar desde el día del despido.

En caso de que en el correspondiente acto de conciliación no se haya alcanzado un acuerdo, no quedará más remedio que presentar una demanda en el juzgado de lo social. 

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Los comentarios están cerrados.