Fin de la batalla por los pasivos

Noticias -

Para poner Fin a la batalla por los pasivos, en necesario tomar medidas en los depósitos. Es por eso que se ha planteado una limitación a los depósitos pero la realidad es que afecta también a pagarés, bonos y seguros.

La recomendación, que limita el tipo de interés de los depósitos (al 1,75% para 12 meses y 2,75% a más de dos años), afecta a todos los productos de ahorro o inversión que se distribuyan a través de la red. Sólo los grandes inversores podrán acceder a estos productos sin restricciones.

¿Qué pasa con los bonos y los pagarés?

Esto significa que los bonos y los pagarés emitidos por entidades financieras y comercializados en las oficinas estarán sometidos a los límites que marca el regulador.
Del mismo modo, cualquier vehículo de inversión (depósitos y notas estructuradas) que tenga como subyacente productos bancarios para minoristas no podrá arrojar rentabilidades elevadas.

Los seguros de ahorro, que algunas entidades utilizaron, también se ven afectados por la recomendación del Banco de España.

La única alternativa que tendrán los particulares que persigan retornos atractivos será la inversión directa en bolsa, renta fija (corporativa o pública) y fondos de inversión.

Precisamente serán los fondos de inversión los que resulten más beneficiados ante esta restricción del Banco de España al resto de productos, según los expertos. Sin embargo, las entidades no podrán ofrecer fondos garantizados con tipos de interés que superen los indicados anteriormente.

Para sorpresa de muchos desaparecen las mejores ofertas de depósitos (con rentabilidades de más del 4%)para dar paso a productos poco tentadores con el objetivo de poner un fin a la batalla por los pasivos.

Depósitos al 4%:

Sabadell y Popular, remuneraban el ahorro a un tipo del 4% TAE hasta hace unos días. Ahora, el 1,75%se ha impuesto, una cifra que ni siquiera bate la inflación. Esta tasa cerró 2012 en el 2,5% anual y la previsión de Funcas es que este año la tasa se reduzca hasta el 1,9%.

Banco Espirito Santo o ING, al menos hasta ahora, no han recibido ningún toque de atención por parte del Banco de España, por lo que su estrategia comercial se mantiene sin cambios.

Dicha recomendación, sólo afecta a la comercialización de productos entre minoristas, pero deja la manos libres a los grandes inversores. Los fondos de inversión, los fondos de pensiones o las sociedades, como las sicav, podrán seguir invirtiendo en productos bancarios sin sufrir la restricción de la rentabilidad.

En cualquier caso, el fin de la batalla por el pasivo dificultará que puedan lograr rentabilidades tan abultadas como las vistas en los últimos años. El objetivo en última instancia de la institución es que las entidades no comercialicen productos que les generan pérdidas para que, de este modo, sean más solventes y, por tanto, fluya de una vez el crédito.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;
0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes