¿Estudiar en una universidad pública o una universidad privada? Ventajas y desventajas

Noticias -

A la hora de decidir cuál va a ser nuestro futuro estudiantil y profesional, será necesario también determinar a qué universidad vamos a acceder. Por lo tanto, qué carrera vamos a estudiar es sólo uno de los interrogantes a los cuales nos vamos a enfrentar. Básicamente, podemos dividir a las universidades en dos tipos: públicas y privadas. Pero, ¿qué es mejor, estudiar en una universidad pública o una privada? En este artículo que hemos elaborado en el blog de Opcionis te damos las claves para que puedas decantarte mejor por el tipo de universidad que mejor convenga a tus intereses. Así pues, a continuación vamos a analizar las ventajas y desventajas de estudiar en una universidad pública y en una universidad privada, con el fin de determinar cuáles de ellas ofrece mejores salidas laborales.

Ventajas de estudiar en una universidad pública

La principal ventaja de las universidades públicas es su inferior coste. A pesar de que los estudiantes deben pagar una matrícula, el sistema educativo público se encuentra financiado por el Estado y el montante de dicha matrícula es muy inferior al de una universidad privada. De este modo, podrás acceder a un plan de estudios con las mismas oportunidades que cualquier otro alumno, se trata de garantizar la igualdad de oportunidades.

En el caso de que pertenezcas a un colectivo que requiere una especial protección, tales como los alumnos discapacitados, familias numerosas, monoparentales, etc., obtendrás una reducción en el precio de la matrícula. Así pues, estudiar en una universidad pública ofrece muchas ventajas en cuanto a costes se refiere para determinados supuestos.

Otra de las ventajas podría ser que, como norma general, las universidades públicas dedican un mayor número de recursos a programas de investigación. Además, los alumnos suelen ser más autosuficientes, es decir, no se ejerce un control tan exhaustivo por parte del personal docente. El alumno aprenderá a manejar sus propios ritmos de trabajo.

Desventajas de estudiar en una universidad pública

La primera desventaja a la que te tendrás que enfrentar en caso de decidir estudiar en una universidad pública es que el acceso a la misma se establece mediante una nota de corte, por lo tanto, es posible que no encuentres plaza para la carrera universitaria que pretendías estudiar. Aunque esto ya depende de las notas que hayas obtenido en las  Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU).

Por otra parte, las universidades públicas cuentan con menos recursos en cuanto a material, el alumno debe realizar un mayor esfuerzo económico para conseguir tales materiales.

'

Ventajas de estudiar en una universidad privada

Si la desventaja principal de estudiar en una universidad pública venía de la mano de las complicaciones a su acceso como consecuencia de la nota de corte, en las universidades privadas este hecho supone una ventaja: no se establece nota de corte y el acceso a la carrera universitaria que se pretende estudiar suele ser mucho más sencillo.

Las universidades privadas, debido a su mayor poder adquisitivo, tienen más recursos para renovar material. Se hace posible un estudio de mayor calidad gracias a ello. Por otra parte, el tener un mayor control sobre el alumno también puede ser un motivo de aumentar su rendimiento y desatar todo su potencial.

Desventajas de estudiar en una universidad privada

Como es de suponer, la desventaja más significativa de estudiar en una universidad privada es su alto coste. Se torna necesario disponer de un buen nivel adquisitivo o endeudarse para acceder a estos centros. Las  becas de matrícula MEC suelen tener en cuenta el precio que fija el sistema público.

Además, los centros privados tienen una jerarquía más estricta y un mayor control por parte del personal docente, con lo que la autosuficiencia del alumno queda limitada. El personal docente también suele renovarse con mayor facilidad.

Salidas laborales estudiando en una universidad privada o pública

Algunas de las empresas se decantan por la autonomía del alumno que estudia en una universidad pública. El hecho de saber mantener y controlar su propio plan de trabajo (o estudio) suele ser una característica muy bien valorada a la hora de encontrar una salida laboral.

Por otra parte, la universidad privada tiene mayores períodos de prácticas en los que el alumno y una mayor relación con empresas privadas. Suele haber un mayor número de convenios y todo ello hace posible una mejor y más fácil inserción en el mundo laboral por parte del alumno. No obstante, no debemos olvidar que 6 de las 10 universidades españolas que han tenido mejores rendimientos son públicas, por lo que, a la hora de valorar las capacidades del alumno, las empresas pueden tener este hecho en consideración.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

En sí mismas, las universidades privadas ofrecen un contacto más directo con determinadas empresas, con las cuales establecen un convenio. No obstante, las universidades públicas también ofrecen una serie de ventajas a la hora de facilitar salidas laborales, consideramos que, como todo, dependerá de la carrera universitaria que se pretenda estudiar en concreto y el perfil y esfuerzo demostrado por el alumno.

También te puede interesar:

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Los comentarios están cerrados.