Cuánto gana un abogado 2020

Noticias -

En este artículo de Opcionis veremos cuánto gana un abogado y los entresijos del sueldo de esta actividad laboral.

Curiosamente un abogado es una profesión de las que se cree que se obtienen muchos beneficios y sin embargo está muy masificada. Además existen profesionales del derecho en todos los niveles. Únicamente en la profesión de abogado existen múltiples especialidades. También es necesario añadir que es un tipo de profesión en el cuál la mayoría de los que la ejercen suelen ser trabajadores por cuenta propia. Sin embargo, no deja de ser una de las carreras profesionales mejor valoradas.

¿Cuánto gana un abogado en 2020?

En primer lugar hay que reseñar que esta carrera profesional no es distinta al resto en cuanto al valor de la experiencia. Además, no es lo mismo un abogado recién titulado que un abogado que se ha ganado a pulso el derecho (nunca mejor dicho) a obtener un sueldo astronómico. Para ello solamente se requiere esfuerzo, dedicación, pasión por la profesión y además de experiencia. Tampoco es igual un abogado que trabaje por cuenta propia, para el estado o para una empresa privada (en su departamento jurídico).

Anteriormente, el salario mínimo a cobrar por un servicio de un abogado estaba fijado por el Colegio Profesional Correspondiente. Sin embargo esta imposición se retiró hace años. De hecho, hace unos años se sancionó al Colegio de Abogados de Albacete, junto con otros ocho colegios, por realizar recomendaciones de precios en forma colectiva.

Por lo tanto, podemos afirmar que las tarifas que cobra un abogado son libres. Cada despacho puede establecer sus precios.

Abogado Junior

Entrando ya en materia y dejando a un lado los salarios mínimos marcados por el Colegio Oficial de Abogados, diremos que el sueldo medio para un profesional de este campo que se encuentre recién titulado (consideración “Junior”) está tasado en unos 1.200 euros, a veces puede llegar hasta 1.500 euros. Nos referimos, lógicamente, si se encuentra cobrando una nómina de una empresa privada (multinacional) y para el caso de España.

Con el paso de los años y poniendo empeño en su trabajo, este salario puede ir en aumento. Según la experiencia y la valía demostrada. Puede alcanzar entre los 1.800 y los 3.400 euros con el transcurso de unos 3 años y aún teniendo la consideración de “Junior”.

Abogado con experiencia

Una vez superada la etapa “Junior”, es decir, una vez el profesional se encuentra experimentado (con el transcurso de entre 4 y 5 años), puede incluso cobrar entre 3.750 y 6.600 euros netos mensuales.

Pero eso no es todo: un abogado con 10 años de experiencia y solvencia profesional demostrada puede llegar a ganar unos 10.000 euros mensuales. Como todo, el camino no es fácil, pero la recompensa merece la pena.

Los abogados también pueden optar por unas oposiciones públicas para acceder a un puesto en la Administración. En este caso el sueldo puede ser inferior, pero se tiene la oportunidad de ganar experiencia y posteriormente pasar a una firma privada. Las empresas privadas suelen buscar abogados de la Administración que se encuentran ya maduros.

A todo esto hay que añadir que en muchos bufetes existen “bonus” para según que rango de abogados, además del salario.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

¿Cuánto gana un abogado del Estado?

Según informa el Ministerio de Justicia, un abogado del Estado es un funcionario público que presta todo tipo de asistencia jurídica (la cual incluye desde el asesoramiento, representación, acusaciones y defensa en) al propio Estado. Esto se debe a que el Estado actúa como un ente con personalidad jurídica propia y está envuelto en procedimientos legales, los cuales pueden ser de diversa índole. Pero un abogado del Estado también puede prestar servicios a las Comunidades Autónomas; por lo que podemos afirmar que en realidad se encargan de la Administración Pública en sí misma.

Para conseguir ser abogado del Estado es necesario superar unas oposiciones, lógicamente, puesto que se trata de Cuerpo de Funcionarios. Dichas oposiciones son convocadas por el Ministerio de Justicia y se dividen en ejercicios orales, idiomas y pruebas escritas. Es una oposición dura, a la que por supuesto sólo pueden presentarse graduados en derecho. Pero, ¿compensa después el salario a obtener? ¿Cuánto puede ganar un abogado del Estado?

A decir verdad, la profesión de abogado del Estado es una de las mejor pagadas dentro de lo que sería el ámbito de lo público. Sin contar con que muchos de ellos pueden pasar al sector privado, lo que supone que no están comprometidos de por vida con la Administración Pública.

El salario anual de un abogado del estado oscila entre los 50.000 y los 60.000 euros anuales. A pesar de ello, muchos de ellos entran a formar parte de los consejos de administración y otras altas esferas de las principales empresas españolas. Aquellas que cotizan en el mercado bursátil español y forman parte del Ibex 35. Simplemente, piden la excedencia que les corresponde por derecho.

Muy conocido fue el caso de Mario Conde, que, tras haber superado la oposición con las mejores notas de la historia del Cuerpo de Abogados del Estado (y por supuesto número uno de su promoción), pasó a formar parte de la empresa de Juan Abelló. Compañero con el cual comenzó su carrera hacia el Banesto.

Hay que añadir que el caso de Mario Conde fue conocido por la relevancia pública de este personaje, sus capacidades intelectuales y la solvencia con la que aprobó su oposición; pero, ni mucho menos supone una excepción con respecto al salto del sector público al sector privado por parte de estos profesionales del Derecho.

En cualquier caso, volviendo al salario de un abogado del Estado, fue también noticia la sentencia de la Sección Primera de la sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo, cuando avaló el abono de 1.000 euros una de estas profesionales por elaborar un escrito de unas 7 líneas (únicamente reclamando una personación en la causa) y remitirlo vía telemática. Al parecer, a la más alta de las instancias judiciales españolas no le parece mal que este dinero suponga un ingreso en las arcas públicas. La noticia sucedió en enero del pasado 2018 y, con ella en mano, podemos hacernos una idea de lo que puede llegar a cobrar un profesional de este Cuerpo de Funcionarios Públicos.

¿Cómo se accede a la profesión de abogado?

En contra de lo que se suele pensar, una persona no es automáticamente abogado al terminar la carrera universitaria de derecho o el correspondiente doctorado. Es necesario superar unos requisitos más

La Ley de Acceso a la Abogacía establece los requisitos para obtener el título profesional competente para el ejercicio de la profesión. Esta Ley entró en vigor el 31 de octubre de 2011 y establece para obtener el mencionado título los siguientes requisitos:

  • Estar en posesión del título universitario de licenciado o graduado en Derecho
  • Haber realizado un curso de formación especializada. Este curso puede ser un máster impartido por universidades públicas o privadas e incluirá un período de prácticas externas realizando actividades propias del ejercicio de la abogacía.
  • Se debe acreditar el haber superado la prueba de evaluación final

Se debe estar colegiado, es decir, inscritos en el correspondiente colegio de abogados. La liberalización sufrida en el sector trata de eliminar esta exigencia. Cabe resaltar que los colegios prestan diferentes servicios a sus miembros colegiados, en pro de un mejor desarrollo de su cometido. Así como en el cumplimento de sus funciones.

¿Qué funciones desempeña un abogado?

Según el artículo 542.1 de la Ley Orgánica del Poder Judicial:

“Corresponde en exclusiva la denominación y función de abogado al licenciado en derecho que ejerce profesionalmente la dirección y defensa de las partes en toda clase de procesos, o el asesoramiento y consejo jurídico”.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

El Estatuto General de la Abogacía completa esta definición:

“Son abogados quienes incorporados a un colegio español de abogados en calidad de ejercientes y cumplidos los requisitos necesarios para ello (vistos anteriormente), se dedica de forma profesional al asesoramiento, concordia y defensa de los intereses jurídicos, ajenos, públicos o privados”:

Podemos extraer las siguientes funciones:

  • Actúa en nombre y representación de su cliente en los procedimientos judiciales o administrativos. Esta es la principal función, la original y en realidad la verdaderamente necesaria.
  • Se dedican al asesoramiento de sus clientes en materia jurídica. Esta función se realiza en su día a día con mucha asiduidad. Puesto que el cliente, en muchas de las situaciones, trata de resolver el conflicto existente mediante un cauce extrajudicial y para ello necesitan orientación jurídica.

Hay un aspecto más en el ejercicio de esta profesión: el abogado está obligado a guardar secreto de todos los hechos o noticias que conozca de su actuación profesional, no pudiendo ser obligados a declarar sobre los mismos. 

Si incumpliese esta obligación, puede ser sancionado tanto disciplinariamente como penalmente.

También te puede interesar:

1.00 avg. rating (41% score) - 2 votes

Los comentarios están cerrados.