¿Cuántas cuentas bancarias tienes? ¿Cuántas necesitas?

Cuentas -

Es un error habitual, generalmente poseemos más cuentas bancarias de las que realmente necesitamos, de hecho, no es infrecuente mantener cuentas que apenas utilizamos o incluso que tenemos abandonadas. Por ello resulta siempre necesario, si no se ha hecho, plantearse cuántas cuentas bancarias tienes y, realmente cuántas cuentas bancarias necesitas.

cuántas cuentas bancarias

Partimos de una base sólida: hoy en día las cuentas bancarias se han convertido todavía en más imprescindibles debido a que las gestiones bancarias, muchas de ellas ya asimiladas a través de operativas en Internet, nos exigen poseer cuentas en las que domiciliar tanto ingresos como pagos, y en las que poder realizar nuestras operativas.

Descubre tres maneras de anticipar nómina con el banco

Probablemente, y sobre todo gracias a las funcionalidades que Internet ofrece, pensamos que nuestro modelo de operativa con las cuentas es el correcto, y que aprovechamos bien todos los recursos, sin embargo, esto no es necesariamente así.

¿Cuántas cuentas bancarias tienes?

Esta es la primera pregunta que debes hacerte. Probablemente aciertes o estés muy cerca de acertar en una respuesta rápida, sin embargo, debes procurar realizar una reflexión ya que te sorprendería descubrir la enorme cantidad de cuentas olvidadas existentes entre las que, por qué no, también puede haber una o varias tuyas.

Generalmente a lo largo de nuestra relación con las entidades financieras vamos abriendo y cerrando cuentas que, en muchos casos, se utilizan de manera parcial o temporal. No atender estas cuentas, y, sobre todo, no cerrarlas cuando corresponda, puede acabar acarreando problemas serios como por ejemplo descubiertos que se van multiplicando en el tiempo.

'

Así que, la pregunta del encabezamiento es más que pertinente, descubre cuántas cuentas bancarias tienes realmente y después actuar en consecuencia cerrando y liquidando las que no necesitas, aunque aquí surge la segunda pregunta.

En este post te mostramos en qué fijarte al contratar una cuenta nómina

cuentas-bancarias

¿Cuántas cuentas bancarias necesitas?

Evidentemente aquí también entra en juego el modelo de economía doméstica que uno posea, por tanto resulta complicado hacer tabla rasa y decidir que una política de cuentas determinada es la adecuada para todos.

Sin embargo, es cierto que teniendo en cuenta que no todas las economías domésticas son iguales, si podemos establecer una especie de escenario correcto que sería más o menos el siguiente:

  • Poseer una cuenta nómina en la que domiciliamos los ingresos, y también, en la que domiciliamos los recibos corrientes. Este tipo de cuentas nos va a presentar una operativa interesante ya que además de ofrecer habitualmente bonificaciones y ventajas, por ejemplo acceso preferente a determinados productos, se trata generalmente de cuentas sin comisiones o que incluso bonificar el hecho de la domiciliación de recibos, etcétera.
  • Una cuenta de ahorro o cuenta remunerada sería la otra opción interesante asociada a la anterior. En esta cuenta podemos apostar por ahorrar con rentabilidad, pero, si abandonar la liquidez, con lo cual, puede ser un buen instrumento de ahorro pero a la vez también un buen apoyo para tapar, por ejemplo, gastos imprevistos.

Realmente con estos dos modelos de cuenta tenemos más que suficiente para una economía doméstica común, es cierto que podríamos asociar otros productos, por ejemplo una cuenta de ahorro infantil en la que además de obtener alguna rentabilidad por el ahorro, los niños pueden comenzar a experimentar lo bueno y lo no tan bueno de los productos financieros, o también las cuentas asociadas a inversiones etcétera, pero, insistimos, desde el punto de vista práctico realmente con estos dos tipos de cuenta debiera ser más que suficiente para el día a día.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Los comentarios están cerrados.