Contratar en sucursal o por Internet, esta es la cuestión

Informes -

Una pregunta que muchas veces surge al querer contratar un determinado producto financiero es la siguiente:

¿Las mejores ofertas están en la Red o en una oficina de la entidad financiera?

¿Es más seguro contratar en persona qué a distancia?

Seguridad y rentabilidad (productos de ahorro) o coste (hipotecas, créditos y demás productos de activo) serían las dos variables a identificar a la hora de decidirnos por la contratación física o a distancia.

En cuanto a la seguridad de la contratación online, se puede decir que es tan segura como la personal en sucursal, siempre que no cometamos algunos de los errores típicos del novato en la Red, tales como:

  • Pinchar en un enlace que supuestamente nos manda a la web del banco; nunca acceder a los sites bancarios pinchando en un enlace. O bien se teclea directamente la URL en el navegador o se tiene en favoritos la dirección.
  • Dar las coordenadas o contraseñas de nuestras cuentas por teléfono o por email. El banco nunca se pone en contacto por estos medios para solicitarnos códigos personales.

Seguridad online

La operativa bancaria, si no se cometen errores o se cae en estafas, es muy segura. Contratar una cuenta corriente online o en sucursal es exactamente igual de seguro, por poner un ejemplo.

De todos modos hay que decir que hay pocos productos financieros que se puedan contratar en su totalidad directamente por Internet, sin tener que acabar pasando por una sucursal o firmando documentos que se nos remiten pos correo postal.

Los préstamos hipotecarios se pueden solicitar online, pero hay que remitir la documentación, firmar documentos y acudir a firmar ante notario. Su contratación a distancia, por tanto, no es posible más allá de tener una aprobación previa del expediente.

En cuanto a depósitos y cuentas corrientes pasa un poco lo mismo, si bien en ocasiones es posible contratar una cuenta online o un depósito a a plazo si ya se es cliente del banco.

Las tarjetas de crédito se pueden contratar en entidades financieras sin necesidad de abrir una nueva cuenta corriente, domiciliando el pago en una que ya tengamos contratada. Sin embargo, siempre acabamos teniendo que mandar un documento firmado.

Rentabilidad o coste: ¿mejor a distancia o en sucursal?

En cuanto a la rentabilidad o coste, depende mucho del tipo de producto financiero y el momento en que nos encontremos. Del momento ya que si hay necesidad de vender productos de ahorro, por ejemplo lo que pasa ahora, se encontrarán muy buenas ofertas tanto en las webs como en las oficinas de los bancos.

google_ad_client = 'ca-pub-7281555672476976';google_ad_slot = '2672799686';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Si no hay interés en determinado producto, como ocurre ahora con las hipotecas, las ofertas que podamos encontrar utilizando los comparadores hipotecarios tampoco serán definitivas, ya que muchas veces no nos aprobarán ni la mejor hipoteca ni una peor, al final

Con los depósitos a plazo fijo pasa algo muy curioso. Dejando de lado la guerra de depósitos, muchas entidades ofrecen mejores tipos de interés si se acude a sucursal que los que ofrecen en sus webs. Una de las razones es que huyen de los “subasteros de rentabilidad“, aquellas personas que mueven sus ahorros de banco en banco contratando los mejores depósitos de cada momento.

Los subasteros no gustan porque no son un tipo de cliente rentable; rentabiliza sus ahorros sin contratar otros productos adicionales que incrementen el margen comercial. Y a este juego los bancos nacionales no saben jugar. Y yo creo que tendrán que aprender nuevas reglas; si sobra un 30% de las sucursales de cajas y otros tantos de bancos, como dicen los expertos, la banca tendrá que aprender a ganar menos de más gente, en lugar de mucho de menos. Y ello pasará por captar subasteros y sacarles un margen pequeño a muchos de ellos.

Los depósitos comercializados online suelen ser los más atractivos, al menos a prori. Pero hay ofertas ocultas en los cajones de los directores de oficina.

En cuanto a las hipotecas, comprara ofertas online y en oficina tiene un problema: en la web nos ofrecen las mejores hipotecas posibles para el cliente perfecto. Los verdaderos precios hipotecarios los tenemos que descubrir acudiendo a la oficina.

Para el cliente solvente, con contrato indefinido, ahorros importantes y posibilidad de avalistas o dobles garantías las mejores ofertas están en la Red.

Para uno que necesita una hipoteca 100% más gastos, la cosa se complica mucho. Encontrar ofertas para este perfil en Internet es poco habitual; muchas veces no es que las ofertas de tipos de interés no sean atractivas, es que no hay producto en absoluto. Para clientes fuera de la calificación de “solventes” de la banca, acudir a las diferentes oficinas bancarias o a un intermediario financiero es algo casi ineludible.

Por tanto, en el caso de préstamos hipotecarios, las mejores ofertas sí están online, lo que ocurre es que suelen estar orientadas a la crema del mercado, los clientes con una excepcional calificación crediticia.

¿Contratar en sucursal o por Internet? Depende. Del momento en que decidamos contratar el producto, del tipo de producto financiero y de nuestra situación económica. Lo que está claro es que el mercado cada vez ofrecerá más productos en la Red y menos en oficinas. El modelo de sucursales en todas las calles está muerto.

Pau A. Monserrat

Los comentarios están cerrados.