Beneficios antes de impuestos o beneficios brutos

Negocios -

El beneficio antes de impuestos o beneficio bruto, como su propio nombre indica, es aquel que se obtiene a partir de restar todas las partidas de ingresos y las partidas de gastos. Esta cifra sirve como base para calcular el impuesto sobre sociedades. Una vez descontado el correspondiente impuesto al beneficio bruto, se obtiene el beneficio neto.

¿Qué son los beneficios antes de impuestos?

El beneficio antes de impuestos, o beneficio bruto, es simplemente el resultado de todos los ingresos que haya podido obtener una determinada empresa, como consecuencia de llevar a cabo su actividad industrial y/o comercial, menos los gastos en que haya incurrido; en un mismo ejercicio económico.

En consecuencia, se tienen en cuenta los ingresos totales y los gastos totales, con excepción de los impuestos a pagar. Dado que los impuestos se calculan sobre la base de esta cantidad. Por consiguiente, el beneficio bruto es el punto de partida para el cálculo del correspondiente impuesto de sociedades.

Importancia del beneficio antes de impuestos

Esta cantidad es sumamente importante porque, a pesar de no ser una cifra monetaria definitiva (hay que descontarle los impuestos), es un indicador de la rentabilidad que obtiene la empresa en el desarrollo de su ejercicio económico.

Es igual que el concepto de EBITDA (beneficio antes de intereses, impuestos, amortizaciones y depreciaciones). Es un resultado a tener en cuenta debido a que aporta información contable y financiera para valorar el estado de la empresa y su evolución. Posteriormente, a esta suma hay que restarle los intereses, las amortizaciones, las depreciaciones y por último los impuestos para que nos ofrezca la cantidad que realmente queda a la empresa como beneficio bruto.

¿Cómo se calcula el beneficio antes de impuestos?

Para calcular el beneficio antes de impuestos tenemos que tomar la cuenta de resultados de la empresa. Es decir, dónde se recogen los ingresos y los gastos. Presentando la siguiente estructura:

  • Ingresos o ventas netas
  • (Costes directos de los bienes vendidos)
  • = Margen Bruto
  • (Gastos generales, de personal y administrativos)
  • = EBITDA
  • (Gastos de amortización y provisiones)
  • = Beneficio antes de intereses e impuestos
  • Ingresos extraordinarios
  • (Gastos extraordinarios)
  • = Resultado ordinario
  • Ingresos financieros
  • (Gastos financieros)
  • Beneficio antes de impuestos

NOTA: los conceptos entre paréntesis son partidas a restar. El paréntesis en este caso equivale al signo negativo.

Para llegar al beneficio antes de impuestos se debe partir de los ingresos o ventas netas. A estos ingresos se le restan los costes directos y se obtiene el margen bruto.

Una vez obtenido el margen bruto, la siguiente partida a restar son los gastos indirectos (aquellos costes generales de la empresa que no inciden directamente en la fabricación del producto o servicio.

El resultado es el EBITDA (resultado antes de intereses, impuestos, amortizaciones y depreciaciones). Sobre esta cifra se aplican los correspondientes gastos de amortización, gastos financieros y resultados extraordinarios para concluir con el beneficio antes de impuestos. Esta es la cifra que hoy tratamos aquí. Tan sólo decir que a esta cifra se le aplica el impuesto de sociedades y el resultado es el beneficio neto empresarial.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Los comentarios están cerrados.