Proveedor Cuenta TAE Tarjetas gratuitas Liquidación de intereses Comparar ayuda-comparar información
Proveedor
Cuenta UniVía si no Mensual + Info
Proveedor
Cuenta Única 2 si Semestral + Info
Proveedor
Cuenta Azul si si Mensual + Info
Proveedor
Cuenta Naranja 2 - Mensual + Info
Proveedor
Cuenta Ahorro Evolución 1.25 - Mensual + Info
Proveedor
Cuenta Mas Open 2 - Mensual + Info
Proveedor
Cuenta depósito 1.2 no Mensual + Info
Proveedor
Cuenta Freedom 2.5 si Semestral + Info
Proveedor
Cuenta Max 2.25 - Mensual + Info
Proveedor
Cuenta Premier Bienvenida 2,218 - Trimestral + Info

Más información sobre: Cuentas remuneradas

Esta es la categoría en las que os explicamos lo que son las cuentas remuneradas. Aquellas cuentas por las que recibimos una rentabilidad por nuestro dinero. En estas cuentas el dinero dipositado suele estar disponible por completo en cualquier momento aunque dependiendo del tipo de cuenta remunerada las condiciones marcadas en nuestro contrato con el banco pueden variar.

Cuentas Remuneradas | Características y opciones

Las cuentas remuneradas ofrecen rentabilidad a partir de nuestro dinero, pero estas (habitualmente) no permiten domicilar la nómina, la pensión o los recibos. Si deseamos poder tener una cuenta remunerada y además domiciliar la nómina existe la que es cuenta nómina remunerada. Si deseamos poder ganar bastante dinero a partir de los intereses o de la rentabilidad de nuestra cuenta remunerada, tendremos que tener en cuenta algunas opciones para acertar con el producto bancario que elijamos contratar al respecto. 1-La primera opción es elegir una cuenta remunerada por la no se nos cobren comisiones ya que es en estos gastos donde solemos perder bastante de lo que ganamos. 2-La segunda opción será hacer una comparativa en que no sale más rentable, si una cuenta remunerada simple o una que nos permita añadir la nómina, además de poder gestionar recibos y transferencias (estas sí que suelen tener comisiones). 3-La tercera opción será la de elegir una cuenta remunerada que podamos vincular a una cuenta corriente. Quizás así podremos mover el dinero sin recargos o gastos de comisiones y no perderemos rentabilidad. Debemos pensar que la gran mayoría de cuentas, sean o no remuneradas, suelen contar con gastos de todo tipo. A las mencionadas comisiones, tenemos que sumarle las que suelen cobrarse por hacer transferencias ya sean a nuestro mismo banco o a otra entidad, por emisión de tarjertas, o de otros servicios (correspondencia, alertas, incluso por consultar la cuenta a través de internet). Por último cabe añadir la opción de si el interés que se nos aplica es desde el primer euro que despositamos en la cuenta o por el contrario antes de poder abrirla es necesario disponer de un saldo mínimo.

Elegir la cuenta remunerada

Cuando desees elegir o contratar tu cuenta remunerada la mejor opción siempre es la de realizar una comparativa entre bancos. Existe una amplia oferta de productos bancarios de distintas entidades así que con la misma cantidad de dinero, elige varias, como la cuenta remunerada de ING Direct, o la Cuenta de EVO Banco, además de las de otros bancos y compara ahora su rentabilidad, intereses, y demás opciones antes mencionadas.