Qué es el coste marginal

Muchas veces oímos y nos preguntamos qué es el coste marginal y porqué es importante para nuestros cálculos empresariales. El coste marginal es un concepto económico que define una tasa de variación en los costes dividida entre la tasa de variación en la producción. Veremos esta afirmación con más detalle. Aunque de momento diremos que básicamente supone el aumento de costes por producir una cierta cantidad más.

Qué es el coste marginal- Definición

Esto es lo que define exactamente el coste marginal y así es cómo se explica. El coste marginal es el aumento de costes por cada unidad extra de producción.

Ahora bien, su fórmula de cálculo no es tan sencilla como la definición. Para ello debemos tomar las derivadas de la producción y de los costes. Conceptos matemáticos con cierta complejidad.

Concretamente sería así:

COSTE MARGINAL = Dct/dq

  • Dct lo definimos como la derivada de la función del coste total.
  • Dq representa la derivada de la producción.

Lo que nos responde esta ecuación es al cambio en los costes en relación con los cambios en la producción.

Es un concepto muy valorado por las teorías microeconómicas y permite obtener los niveles óptimos de producción, suele representarse en una gráfica la cual tiene forma de parábola.

Qué es el coste marginal – Ejemplos de coste marginal

A modo de ejemplo vamos a suponer que somos los dueños de una fábrica de zapatos.

Bien, imaginemos pues que nuestra planta fabrica zapatos y tiene una capacidad de producción máxima (de ahí no podemos pasar sin tener que aumentar la infraestructura).

Sin embargo la producción normal, la media, está lejos de la capacidad máxima y podemos aumentar la producción. De hecho debemos hacerlo puesto que tenemos mucha capacidad operativa ociosa y los costes fijos de estas instalaciones son caros.

En cualquier caso nos cuesta fabricar 30 euros cada par de zapatos para los niveles de producción y ventas que tenemos. Si lográsemos un pedido adicional de zapatos de otro cliente podríamos aumentar la producción y, con lo cual, la capacidad ociosa. Todos esos costes fijos disminuirían.

Pero, y aquí está la cuestión, también sería necesario comprar más material, contratar más personal para atender la línea de producción así como otros costes.

¿Cuál es el nivel óptimo entonces?

Es aquí donde entra en juego la teoría económica del coste marginal.

  • ¿Nos supondría mejores condiciones aumentar la producción?
  • ¿Cuánto dinero de más nos supondría el aumento?
  • ¿Cuánto podríamos ahorrar en costes fijos?

Todas estas preguntas se explican atendiendo a la fórmula matemática del coste marginal. De este modo podríamos observar qué cantidad de costes extra tendríamos por cada unidad extra producida y podríamos saber si estamos en niveles cercanos al óptimo de producción. Ya tendríamos una idea clara de qué es el coste marginal.