Las cuentas se imponen a los depósitos
0 votos

Las cuentas se imponen a los depósitos

Los últimos datos del Banco de España (BdE) muestran la vuelta de los españoles hacia hábitos financieros poco saludables. El saldo vivo en cuentas corrientes en junió superó en 12.443 millones al de mayo en tanto que el de los depósitos se reducía en 3.000 millones. Cuando parecía que la crisis por fin había concienciado a los ahorradores este dato supone una marcha atrás en el camino hacia una gestión adecuada de las finanzas personales.

Esta caída se explica por la necesidad de las propias familias de disponer de disponer de liquidez y por el deterioro de las ofertas por parte de las entidades financieras. El estallido de la crisis y la necesidad de captar pasivo llevó a bancos y cajas de ahorro a elevar la remuneración de este tipo de productos. Además, el entorno de tipos de interés también favorecía en ese momento altas rentabilidades. Sin embargo, ahora que ha cambiado la situación es complicado encontrar depósitos que ofrezca ganancias realmente atractivas.

Ante esta situación, el dinero de las familas ha regresado progresivamente a las cuentas corrientes hasta representar el 42,83% del total, un 4,3% más que en mayo. Por su parte, el ahorro en depósitos ha caído un 0,7%. Y todo eso pese a que la rentabilidad media de las cuentas corrientes se situó en el 0,42% por el 3,37% de los depósitos.

El problema en este punto es la falta de iniciativa y conocimientos de muchos ahorradores. Muchas personas prefieren tener su dinero en la cuenta para poder acceder a él en cualquier momento a coste de perder dinero en comisiones y gastos de mantenimiento. Y es que muchos todavía ven a los depósitos como una cárcel para sus ahorros, que estarían retenidos durante el tiempo de vida del depósito.

Lo que muchos no tienen en cuenta es que existen una solución intermedia. Se trata de las cuentas remuneradas, que permiten acceder al dinero en cualquier momento y además ofrecen una rentabilidad superior a las cuentas corrientes tradicionales. A esto hay que añadir que no suelen contar con comisiones ni gastos de mantenimiento y que, al igual que las cuentas tradicionales, muchas ofrecen beneficios por domiciliar la nómina.

En los tiempos actuales las cuentas remuneradas más que una opción deben ser una obligación para los ahorradores medios. Para quienes todavía desconozcan su funcionamiento o lo que ofrecen, aquí os dejo un enlace a las mejores cuentas corrientes del momento.

Deja tu comentario

  • (No será publicado)

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>