La moda de canjear participaciones preferentes por acciones

Publicado por & archivado en Noticias.

La moda de canjear participaciones preferentes por acciones
0 votos

Los bancos están ofreciendo a los tenedores de participaciones preferentes que las canjeen por acciones de la propia entidad. El BBVA ofrecía canjear las preferentes por bonos convertibles en acciones y el Santander y Sabadell optan por un canje directo de preferentes a acciones.

Veamos antes de nada qué son las participaciones preferentes:

Las participaciones preferentes son un tipo de renta fija perpetua emitida por un banco o caja. No ofrecen remuneración alguna si el banco no tiene beneficios y, en caso de querer venderlas para obtener liquidez, se encontrará con que perderá mucho dinero (salvo que la sucursal consiguiera colocarle a otro cliente el producto, a un precio fuera de mercado).

Al cliente tradicional que su sucursal le vendió las preferentes como un producto seguro parecido a los depósitos, hay que decirle que le engañaron. ni más ni menos. Ni están garantizadas por el Fondo de Garantía de Depósitos (de hecho si se liquida un banco los tenedores de preferentes cobran de los últimos), ni tiene un vencimiento cierto, ni una rentabilidad asegurada. Son en definitiva, muy diferentes a los depósitos a plazo fijo.

Los clientes del grupo CAM sufren en sus carnes lo que es contratar participaciones preferentes creyendo que son plazos fijos y ahora no poder recuperar su dinero; y al menos a ellos el Banco Sabadell les ofrece convertirlas en acciones (a pesar de que con ello asumen un riesgo en renta variable que no desean), que a los tenedores de cuotas participativas ni esa opción se les da. No es extraño que las protestas ante la CAM aumenten en estos días.

La CNMV ha decidido que las entidades financieras tiene que informar a sus clientes del valor real de las preferentes que tengan en cartera, en base al precio del mercado secundario. Los bancos y cajas saben lo que va a pasar cuando sus clientes reciban esta carta: que irán indignados a las sucursales a sacar su dinero. En previsión de esta circunstancia, han decidido adelantar una solución, canjear este producto perpetuo por acciones; bueno, en realidad no sólo para dar soluciones han diseñado este canje: Basilea III y la Autoridad Bancaria Europea han decidido que las preferentes no cuenten como capital de máxima calidad y, en cambio, las acciones sí.

La ultima entidad decidida a quitarse de encima las preferentes ha sido CaixaBank, que ayer acordó canjear las preferentes por bonos convertibles y deuda subordinada a largo plazo. Concretamente se cambia el 100% del nominal de las participaciones preferentes (no hay pérdida inicial contable del cliente) por:

  • El 30% en bonos convertibles en acciones que vencen en junio de 2012 y 2013.
  • El 70% en deuda subordinada a 10 años.

¿El problema? que si el cliente lo que quiere es liquidez y decide intentar vender los nuevos productos que se le han endosado, se enfrenta a pérdidas potenciales que en el caso de la deuda subordinada es del 20% o más.

Los bancos y cajas vendieron productos complejos sin la debida información y, en ocasiones, con el engaño de una aparente semejanza con los depósitos a plazo fijo. Lejos de admitir sus errores y reformar completamente el sistema de comercialización de sus sucursales, lo que hacen es intentar tapar un mal asesoramiento con otro producto que tampoco es el que interesa al cliente.

¿Nada han aprendido las entidades financieras de esta crisis?

Esperemos que sus clientes, sí que hayan aprendido que no pueden dejar sus decisiones financieras en manos del director del banco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *