Qué es y cómo funciona la Economía Colaborativa

La economía colaborativa es un sistema de organización que está revolucionando la realización de múltiples actividades de producción y consumo. Se considera una de las diez grandes ideas que cambiarán el mundo. En España este fenómeno económico-social comenzó a darse a conocer entre 2012 y 2013. Mientras que el término fue acuñado por Ray Algar en abril de 2007.

¿Qué es la Economía colaborativa?

 

Los patrones de consumo están cambiando a raíz del desarrollo de internet que sin duda ha marcado una auténtica revolución industrial, tecnológica y sociológica incluso más acusada que la vivida en Inglaterra en el siglo XVII. Este cambio no es baladí, es un patrón de consumo que se ha instaurado gracias al desarrollo de las redes.

La economía colaborativa recuerda al antiguo trueque. Cuando se cambiaban bienes unos por otros sin la utilización de un medio monetario. Sin embargo en este caso va más allá puesto que se compran, venden, alquilan diferentes tipos de producto o servicio a cambio de otro.

La filosofía que hay detrás es “compartir en lugar de poseer”.  Se trata de intercambiar y compartir bienes y servicios a través de plataformas electrónicas.

Según la revista Forbes este negocio mueve más de 3.500 millones de dólares.

Por ejemplo, un caso real de una persona que gana 1.000 dólares mensuales por alquilar su BMW particular.

No cabe duda que este tipo de producción y consumo es factible gracias a la facilidad de puesta en contacto que ofrece internet. Y se desarrolló, como tantas cosas a lo largo de la Historia, con la crisis vivida estos años atrás.

¿Cómo funciona la Economía Colaborativa?

 

La economía colaborativa es más amplia de lo que puede llegar a parecer, no es únicamente el mecanismo ancestral del trueque en una versión 2.0, va mucho más allá. Las relaciones económicas y jurídicas que surgen entre dos individuos pueden ser de muchos tipos:

  • El consumo colaborativo en el que se muestran bienes y servicios para intercambiar según lo visto más arriba.
  • El conocimiento abierto en el cuál se abren todas las barreras a la educación. Aprender un idioma con un profesor particular, por ejemplo, se hace mucho más fácil que nunca. Cualquier área de la ciencia puede ser explorada y tutorizada con una persona experta en la materia.
  • La producción colaborativa difunde proyectos, productos  y servicios de todo tipo. A través de la red se puede acceder a la consultoría fiscal, jurídica, etc.
  • Las finanzas colaborativas sin duda han marcado diferencia en este ámbito. A través de las redes podemos acceder a microcréditos, préstamos, donaciones… A veces de forma desinteresada.

Podríamos citar algunos modos de funcionamiento más como el arte y el transporte.

 

Ventajas y Desventajas de la Economía Colaborativa

 

Las ventajas son innumerables y muy diversas. Por citar algunas de las más importantes:

  • Ahorro
  • Desarrollo sostenible
  • Gestión de recursos
  • Mayor oferta
  • Beneficio medioambiental

La mayor crítica que se puede hacer de este modo de organización de las relaciones económicas es la incertidumbre regulatoria en caso de conflicto entre las partes, cobertura de seguros y responsabilidad legal. Sin embargo cuando estos inconvenientes que son de tipo legal queden cubiertos la economía colaborativa será imparable.