Diferentes objetivos, diferentes cuentas corrientes

Publicado por & archivado en Noticias.

Diferentes objetivos, diferentes cuentas corrientes
0 votos

Uno de los consejos más repetidos en finanzas personales es que hay que ahorrar con un fin concreto y generalmente cuando una persona comienza a hacerlo no cuenta con un único objetivo sino con varios y cada uno de ellos con un horizonte de inversión diferente.

Por ejemplo, podemos empezar a ahorrar a largo plazo para la compra de un coche mientras también guardamos dinero para nuestros caprichos algo más caros a medio largo plazo y para otra serie de compras más a corto plazo además de crear un fondo de emergencias para cubrir eventualidades. Cada objetivo tiene su propio ‘timing y juntar todos el dinero en una misma cuenta puede ser peligroso para su integridad. De hecho, lo más normal es que terminemos malgastando el dinero en los objetivos más a corto plazo y se alarguen así el resto de metas.

Llegados a este punto una táctica interesante es tener una cuenta de ahorro independiente para cada fin. Evidentemente, lo primero que hay que hacer es dar con una entidad que no cobre el mantenimiento por la cuenta, ya que de otra prácticamente estaríamos perdiendo dinero por ahorrar. En este sentido lo más sencillo es acudir a la banca online, como ING Directo o Uno-e, por ejemplo. A algunas entidades tradicionales también se les ablanda el corazón si acudes con la nómina por delante, como Santander.

A partir de este momento sólo hay que confeccionar el plan de ahorro en función de nuestros objetivos y abrir una cuenta para cada uno de ellos. El modelo estadounidense de ING permite, entre otras cosas, establecer los ingresos mensuales que se se destinará a cada cuenta y, lo más curioso, renombrarlas a tu gusto (Vacaciones a USA o iPhone, por ejemplo).

Como cada objetivo tiene un horizonte distinto lo mejor es establecer una política de ahorro para cada uno en función de ese horizonte. En este punto no incluyo planes de pensiones o productos similares, que deberemos considerar aparte. Un ejemplo de distribución sería el siguiente:

  • Una cuenta corriente para gastos diarios (por ejemplo una cuenta nómina)
  • Una cuenta de alta remuneración e incluso los depósitos de alta remuneración para los objetivos a corto plazo (escapada de fin de semana y otros caprichos un poco más caros de lo normal). Las mejores cuentas remuneradas ofrecen intereses entre el 4,5 y el 5,5% TAE pero muchas ofrecen limitaciones temporales.
  • Una cuenta remunerada para los objetivos a medio-largo plazo (por ejemplo un portátil nuevo, vacaciones…).
  • Una cuenta para los objetivos a largo plazo. En este punto es donde mayores opciones existen y se pueden plantear desde invertir en un fondo garantizado hasta en depósitos a largo plazo y para los más arriesgados siempre queda la bolsa.

Las opciones para el ahorro a medio y largo plazo son muy amplias y como siempre dependerá del riesgo que estemos dispuestos a asumir. Partiendo de la base de que se trata de los ahorros para fines concretos lo lógico es ser relativamente conservador. En este punto se puede apostar por la contratación de depósitos de forma consecutiva. El problema es que no se puede ir añadiendo dinero, lo que choca un poco con el plan preestablecido. Otra opción sería invertir en un fondo de inversión garantizado, que sí ofrece esta opción, pero el problema vuelve a ser que en muchas ocasiones deberíamos olvidarnos de dividir el dinero.

Y es que hay que tener en cuenta que el sistema propuesto no es ni mucho menos el mejor si tenemos en cuenta la rentabilidad que obtendremos por el dinero desde un punto de vista objetivo. Sin embargo, para muchas personas es la única forma de controlar sus ahorros. Lo mismo ocurre con la idea de tener todo el ahorro en una misma entidad. Quizás no es lo más rentable, pero seguro que sí lo más cómodo.

2 Comentarios para “Diferentes objetivos, diferentes cuentas corrientes”

  1. Blanca

    Hola Jose,

    Totalmente de acuerdo en la diversificación de las diferentes cuentas de ahorro, ya que cada uno de ellas te proporciona la parte de ahorro que quieres para obtener tal fin.

    No obstante, aconsejo que dichas cuentas esten contratadas en una misma entidad, ya que se puede llegar a ser un buen cliente, y de esta manera la entidad gratificarlo con mayor rentabilidad, para así ser un cliente fidelizado.

  2. jose

    Tengo un plan de pensiones en el que mi mujer y yo aportamos desde el 2.007 50€ cada uno y este año sin previo aviso nos han subido a 51,50. quisiera saber si eso es legal.
    Un Abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *