Qué es el certificado de convivencia y para qué sirve

¿Qué es el certificado de convivencia?

El certificado de convivencia es un documento que acredita el hecho de que una pareja convive en el mismo domicilio. Es un documento imprescindible para que los convivientes puedan obtener el status legal de pareja de hecho. Las parejas de hecho mantienen un modo de vida y status similar a un matrimonio, sin estar unidos mediante esta institución.

Para obtener el certificado de convivencia, ambos convivientes deben tener una relación pública, un domicilio en el cohabitan juntos y una relación estable y duradera.

Para ello dos testigos mayores de edad, que no sean familiares deben dar fe de que esto es así en concurrencia con una autoridad competente que posteriormente emitirá el certificado de convivencia correspondiente.

Únicamente queda añadir en este punto que el hecho de tener hijos en común también es presupuesto de ser pareja de hecho en España.

¿Para qué sirve el certificado de convivencia?

En principio existen una serie de derechos por y para los cónyuges que se encuentren en estado legal de matrimonio. Sin embargo algunos de estos derechos también se les reconoce en caso de no estar formalmente en unión matrimonial pero en reconocida pareja de hecho mediante el certificado de convivencia. Aunque como sucede en España, dependiendo de las comunidades autónomas los derechos y deberes serán más o menos semejantes que en los casos de matrimonio.

Por ejemplo uno de estos derechos es que en todas las comunidades autónomas las parejas de hecho pueden acceder a subvenciones, becas, viviendas públicas y exenciones fiscales en iguales casos que los matrimonios.

Otra cuestión que los hace semejantes es la igualdad de condiciones frente a matrimonios en todo lo que se refiere a permisos de maternidad o paternidad. Tienen también los mismos derechos y facilidades en el caso de adopciones.

Sin embargo se tienen menos derechos que un matrimonio cuando uno de los convivientes fallece. En este caso sí que cobra mucha importancia el certificado de convivencia para justificar la misma. En caso de poder justificarla se puede acceder a igualdad de condiciones que un matrimonio.

No es lo mismo, por ejemplo para casos en los que uno de los convivientes depende económicamente del otro y surge la ruptura de la pareja. En tales casos no se aplica la pensión alimentaria a no ser que se acuda a un pleito específico para ello.

En uno u otro modo, el poder justificar que existe una pareja de hecho es necesario para poder disfrutar de muchos de los derechos que ofrece la institución matrimonial. En tales casos es cuando es necesario el certificado de convivencia. Estos son los casos en los que dicho certificado tiene validez e importancia práctica. No es para casos fiscales, puesto de cara a hacienda una pareja de hecho no equivale a un matrimonio, salvo para algunas exenciones fiscales.

También te puede interesar: