Calcular la rentabilidad real de una inversión
0 votos

Calcular la rentabilidad real de una inversión

Existen diferentes motivos para llevar a cabo una inversión determinada desde cubrir otras inversiones hasta obtener un regalo determinado pasando incluso por hacer un favor a un amigo (por ejemplo un préstamo personal a intereses muy limitados). Sin embargo, a excepción de este último caso el princiapal móvil para invertir es el de obtener una rentabilidad, es decir, ganar dinero.

Una de las primeras cosas que todo buen ahorrador debe hacer a la hora de planificar sus inversiones es calcular la rentabilidad que obtentrá o que espera obtener. Y es que mientras en las inversiones de renta fija es relativamente sencillo determinar las ganancias, sobre todo cuando el plazo es fijo, en las de renta variable sólo se puede hacer una estimación.

Las entidades financieras están obligadas a informar a los usuarios de los riesgos que asumirán en cada inversión y del rendimiento que obtendrán o que el banco cree que se puede obtener. En el caso de las inversiones variables se suelen utilizar datos de retanbilidades pasadas y una estimación de beneficios, mientras que en las de renta fija a plazo la información es siempre más clara.

Para informar sobre la rentabilidad de una inversión Bancos y Cajas de Ahorro recurren a datos como la TIN (tipo de interés nominal) y la TAE (tasa anual equivalente). El problema de estos términos es que no todo el mundo está familiarizado con ellos. Anteriormente ya explicamos que es la TAE y cómo debe utilizarse para comparar productos financieros, sin embargo, esta puede ser no suficiente en muchos casos y lo mismo ocurre con el TIN o TNA (tasa nominal anual).

El problema es que muy pocos inversores tienen en cuanto otros factores que también afectan a los beneficios que se obtendrán, empezando por las implicaciones fiscales, es decir, las retenciones e impuestos a las que está sujeto nuestro rendimiento. La nueva fiscalidad del ahorro ha dejado la tributación de estas inversiones en el 18%, lo que significa que Hacienda se queda con este porcentaje de las ganancias que obtengamos de depósitos financieros, fondos de inversión, acciones…

Así, por ejemplo, si invertimos 1.000 euros durante un año en un depósito a plazo fijo con una rentabilidad del 5% TAE (la más alta según la última clasificación de mejores depósitos a 12 meses) obtendremos una rentabilidad de 50 euros, a la que deberemos descontar el 18% en concepto de impuestos (9 euros), por lo que nuestra ganancia real se reducirá a 41 euros.Todo esto sin contar como afecta la inflación a nuestras inversiones y la forma en la que el capital pierde valor por la subida del IPC y del coste de la vida.

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

2 Comentarios

  1. andres gomara dijo...

    buenos dias,mi consulta es la siguiente:
    quiero invertir 60000 €, mi banco me ofrece un deposito por espacio de tres años y dos meses, a un interes nominal del 9,98% y TAE del 3%, y cobro de intereses al vencimiento.¿cual es el interes real que me ofrecen, y si es rentable?
    Gracias.

    Responder